FANDOM


La Batalla en el almacén de bienes robados (盗品蔵の攻防, Touhingura no Koubou) fue un conflicto ocasionado por un desacuerdo durante la entrega de la insignia que Felt le robó a Emilia. Elsa enfrentó a todos en un intento desesperado por obtener dicho artefacto, sin éxito.

AntecedentesEditar

En algún punto, Roswaal, siguiendo las indicaciones de su evangelio, contrató a Elsa para robarle su insignia de candidata al trono a Emilia. Después de esto, Elsa decidió encargarle su trabajo a un tercero, Felt, una ladrona conocida en los barrios bajos de la capital de Lugunica, ofreciéndole dinero a cambio de entregarle el artefacto. Luego de decírselo a Roswaal, Elsa recibió un total de 20 Monedas Santas para dárselo a Felt y recibir la insignia.

Por otro lado, Felt localizó a Emilia caminando en la aldea principal de la capital. En un descuido de la medio elfa por bajar su guardia, Felt repentinamente le robó su insignia, comenzando una persecución, de la cual consiguió escapar. Al atardecer, ella regresó a los barios bajos, encontrándose con Subaru, quien le pidió negociar por la insignia, sin mencionarle que tenía pensado devolvérselo a Emilia. Ella dudó de sus intenciones, pero finalmente aceptó, ya que tanto él como Elsa negociarían para ofrecerle ganancias.

Subaru y Felt llegaron al almacén de Rom. Allí, Subaru ofreció un teléfono celular por la insignia, que equivalía a 20 Monedas Santas, la misma cantidad de dinero que traería Elsa. Felt se negó a darle el artefacto, decidiendo esperar a que llegue Elsa para comprobar si ella había traído más dinero o tenía otra cosa que ofrecer. No obstante, Emilia llegó al almacén y le reclamó devolverle su pertenencia, para sorpresa de Felt.

BatallaEditar

De pronto, apareció Elsa, quien decidió que debía asesinar a todos, ya que no serviría de nada negociar si el dueño ya estaba allí. Mientras Elsa hacía lo posible por vencerla y asesinarla, Subaru llamó a Pack para que le ayudara. Mientras luchaban, Pack quedó sorprendido al notar como Elsa conseguía no morir. Viendo que se le estaba acabando el tiempo debido a su horario de servicio, Pack congeló su pierna mientras Emilia le lanzaba un ataque mágico devastador. Pero desafortunadamente, Elsa sobrevivir. La medio elfa le preguntó a Pack si aún podía pelear, pero él declaró que no tenía suficiente prana. Mientras Pack empezaba a desaparecer, él le declaró a ella que si algo le llegara a suceder actuaría según su contrato. En eso Rom atacó a Elsa, sin embargo, pese a su fuerza, Elsa era más ágil que el gigante, y atacó su cuello con su cuchillo. Viendo que la batalla estaba casi perdida, Subaru mandó a Felt a pedir ayuda mientras mantenía distraída a Elsa.

Después de que Subaru bloqueara los ataques de Elsa con el arma de Rom por un breve periodo de tiempo, apareció Reinhard, quien acudió a la ayuda de Felt. Cuando Reinhard se enfrentó a Elsa, la chica de pelo plateado se tomó el tiempo de estabilizar a Rom. Subaru le preguntó por qué salvaba a quien estaba involucrado con el robo de su insignia. Ella mencionó que necesitaba hacerlo para que le pagara dándole información. Por otro lado, Reinhard decidió esperar a dar el golpe final absorbiendo todo el prana en la atmósfera, ya que la medio elfa estaba ocupada usando sus artes espirituales para estabilizar a Rom. Al terminar de hacer esto, Subaru le informó a Reinhard que ya podía dar el golpe final. Es entonces cuando Reinhard usó el poder de una espada para provocar una explosión tan grande, que terminó destruyendo todo el almacén.

Pero la celebración no duró mucho, ya que Elsa salió de los escombros y se lanzó al ataque. Al ver esto, Subaru reaccionó rápidamente protegiendo a todos con el arma de Rom. Sin más razones para continuar la lucha, Elsa le lanzó su espada a Reinhard como una distracción antes de huir, mencionando también que regresaría. Tras esto, Subaru señaló que había sido un largo viaje llegar hasta este punto. En agradecimiento por salvarla, y a petición de Subaru, la chica de pelo plateado con una sonrisa le confesó su nombre, Emilia. En ese momento, Reinhard notó que pese a su defensa, Subaru terminó casi herido por el estómago, antes de verlo desmayarse. Por suerte, Emilia pudo curarle a tiempo usando sus artes espirituales.

ConsecuenciasEditar

Mientras Emilia sanaba a Subaru, Reinhard le preguntó si ya se conocían, puesto que él ya se había encontrado con Subaru y este la estaba buscando. Sin embargo, Emilia declaró que jamás lo había visto. Mientras Reinhard se ofrecía a llevar a Subaru a su casa como invitado, Emilia lo declinó, diciendo que se encargaría de él para averiguar qué estaba pasando. En el acto, Felt se disculpó con Emilia por haberle robado y le devolvió la insignia. De repente, Reinhard, quien en un principio se negó a arrestarlos, cambió de conducta, puso en estado de sueño a Felt y decidió llevársela, sospechando que se trataba de un miembro perdido de la familia real.

Cuando Emilia le preguntó el por qué de sus acciones, Reinhard optó por decirle que el robo de la insignia no era un crimen menor y no podía ignorar tal delito. Mirando tranquilamente a la luna, Reinhard murmuró que podría ser la última vez que la vería tranquila. Poco después, Rom fue llevado a una base para ser tratado, no obstante, este al despertar, decidió escaparse y empezó a buscar a Felt durante semanas.

Emilia decidió llevar a Subaru a la mansión Roswaal, donde Roswaal, ya enterado de que Elsa no cumplió con su trabajo, dio por hecho de que no le debía nada a ella y aceptó darle a Subaru una habitación hasta que se recupere del todo. Ram y Rem, sospechosas, decidieron estar al tanto de él par averiguar si tenía alguna intención de quedarse o simplemente era un invitado. Al final, Subaru optó por trabajar de mayordomo junto con ellas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.