La Guerra Semihumana (亜人戦争) fue un conflicto a nivel global desarrollado hace aproximadamente 40 o 50 años. En la batalla se vieron involucrados todos los países del mundo, entre humanos y semihumanos culpándose de un incidente en el castillo real. Luego de haberse desarrollado innumerables conflictos, los aportes de Thearesia llevó a los humanos a la victoria.

Antecedentes[editar | editar código]

Debido a las acciones de Satella, quien había asesinado a varias personas y dejó seca la mitad del mundo, los medio elfos empezaron a ser temidos, ya que las personas tenían miedo de que apareciera otra persona de la misma raza dispuesto a acabar con varios pueblos.

Con el tiempo, otras razas medias también empezaron a ser rechazadas hasta que el prejuicio se extendió y llegó a apuntarse a los semihumanos. En medio de todo el escándalo ocasionado, una aldea semihumana estuvo involucrada en un conflicto con una aldea humana. Más adelante, se iba a llevar a cabo una conferencia de paz en el castillo para dar por terminado este conflicto social, no obstante, todos los asistentes de dicho evento fueron asesinados.

Pese a las investigaciones, no habían pruebas para encontrar al causante de la masacre, llevando a ambas partes a afirmar que era culpa del otro. Las protestas dieron como resultado el rechazo y la discriminación hasta llegar a desarrollarse una guerra entre los humanos y semihumanos, la cual se extendió incluso en Lugunica, donde la Guardia Real hacía lo posible para acabar con sus adversarios por medio de estrategias sólidas, y los rebeldes eventualmente usarían magia prohibida con el fin de acabar con toneladas de personas.

Batalla[editar | editar código]

Grimm es salvado por Wilhelm

En medio de un conflicto, Grimm fue salvado por Wilhelm de ser asesinado, y poco después vencieron al ejército semihumano. Debido al apoyo, Grimm y Torta hicieron que Wilhelm se uniera a su escuadrón, que participó en otra batalla, sin embargo, ellos cayeron en una trampa. Como nadie hacía caso a los comentarios de Wilhelm para salvarse, este último avanzó solo mientras los demás enfrentaban las bajas, aunque Grimm eventualmente lo siguió. Al final, todos los caballeros cayeron en la misma trampa semihumana, lo que resultó en un número masivo de víctimas.

Wilhelm y Grimm fueron reclutados por Bordeaux y Pivot en otro escuadrón, a estos después se les asignó acompañar a Roswaal con Carol al lugar de su más reciente batalla con el fin de estudiar los círculos mágicos utilizados en las trampas. No obstante, fueron emboscados por los cadáveres animados por Sphinx, quien al poco rato abandonó el lugar. El equipo dedujo que el comandante era Torta, como se negaba matar a sus amigos, Wilhelm entonces lo convenció de dejarle hacer lo que tenía que hacer, permitiéndole a los demás eliminar el resto de los cadáveres debilitados tras la retirada de su comandante. Más tarde, el escuadrón regresó para informar cuales fueron los resultados. Por otro lado, Libre Fermi y Valga Cromwell discutieron entre sí sobre el uso de los cadáveres, haciendo que Sphinx los amenazara con agregarlos en el ejército de cadáveres si se negaban a dejar de pelear. Libre todavía se negaba a aceptar el uso de cadáveres, afirmando que era vergonzoso profanar a los muertos, y los dejó.

Eventualmente, los caballeros dirigidos por Leip Barielle se desplegaron al sur para una batalla. Durante el conflicto, el escuadrón de Zellgef encontró a Libre, y estaban a punto de atacarlo, sin embargo, el ejército semihumano activó varios círculos mágicos a través del campo, haciéndolos incapaces de luchar apropiadamente. Libre quiso aprovecharse de esto intentando matar primero a Bordeaux, después a Wilhelm, y cuando estaba a apunto de hacerlo, Pivot se sacrificó para protegerlo. Cuando Libre estaba por acabar con Wilhelm y Grimm, Sphinx lo convirtió en un cadáver para protegerla mientras se retiraba. Sphinx hizo el intento de matar a Roswaal, sin embargo, fue forzada a retirarse.

Wilhelm peleando contra Valga

En las semanas siguientes, los caballeros pasaron por un cambio, ya que un gran porcentaje de ellos habían sido asesinados. Cuando los semihumanos a través de Lugunica se rebelaron, muchos llegaron a creer que se trataba de otro ataque del ejército semihumano, sin embargo, Wilhelm dedujo que la rebelión era un señuelo, ya que su verdadera intención era atacar el castillo de Lugunica. Una vez en el lugar, Bordeaux se dirigió a los pisos superiores, donde encontró el cadáver animado de Libre, mientras que Wilhelm, Grimm, Roswaal y Carol se dirigieron a la capilla subterránea, donde se encontraron con Valga y Sphinx. Gracias a los círculos mágicos y el Sacramento del Rey Inmortal, Valga hizo crecer su cuerpo. Mientras Valga rompía el techo, Wilhelm le dijo a Roswaal que se llevara a los otros dos con ella para perseguir a Sphinx mientras se encargaba del gigante.

En el piso de arriba, Roswaal, Grimm y Carol lucharon contra Sphinx, causando muchos daños, aunque consiguieron cortarle el brazo izquierdo antes de que ella comenzara a luchar con su magia, aunque después llegaron Bordeaux y Libre a su piso. De repente, Libre se volvió contra Sphinx, cortando su otro brazo antes de que su cuerpo se convirtiera en ceniza, dejándola a merced de sus oponentes. Roswaal aprovechó la oportunidad para vencerla, aunque Leip aparentemente terminó incinerándola, sin embargo, ocultó el hecho de que Sphinx seguía con vida. Por otro lado, Wilhelm le quitó el hueso implantado en el pecho a Valga, haciendo que la magia se deshaga, y volviera a su tamaño original. Los dos continuaron su batalla, aunque eventualmente el terreno debajo de Valga se derrumbó, cayendo en las profundidades, aunque sobrevivió. En el otro campo, el ejército semihumano fue vencido.

Thearesia venciendo a los semihumanos

Una tarde, Roswaal le advirtió a Wilhelm sobre el próximo movimiento de los semihumanos, atacar los territorios de Trias, su hogar. Sin tiempo para hablar con sus superiores, Wilhelm viajó solo con Thearesia para encargarse del problema. Al llegar, la zona ya estaba bajo ataque, lo que le obligó a unirse a la batalla de inmediato, aunque fue rápidamente abrumado por la diferencia en número. Cuando estaba a punto de ser asesinado, fue salvado por Thearesia, quien reveló ser una Santa de la Espada y fácilmente derrotó a los semihumanos. También llegó el escuadrón de Zellgef a tiempo para llevárselo.

La próximas semanas, mientras Wilhelm se recuperaba, Thearesia utilizó sus poderes como Santa de la Espada para acabar con la guerra, eliminando unas tras otras fuerzas semihumanas, provocando que estos le tuvieran miedo. Poco después, los semihumanos confesaron que no beneficiaría en nada seguir luchando, aunque todavía afirmaban no ser responsables del asesinato ocurrido al principio de todo. Aunque la decisión fue extraña, muchos pensaron que su victoria fue gracias a los esfuerzos de Thearesia.

Consecuencias[editar | editar código]

No mucho después, el rey Gionis Lugunica firmó un tratado de paz con el representante de los semihumanos, Cragrel Dawson, para hacer las pases entre ambos grupos sociales. Los daños ocasionados por la guerra todavía daba de que hablar en la población, quienes aún albergaban prejuicios contra las razas medias, incluso si no se hablaba de ello en voz alta.

Eventualmente, se celebró una ceremonia conmemorativa para Thearesia por su aporte al final en la guerra. En su camino, Roswaal le entregó una espada ceremonial. De repente, apareció una figura encubierta en el escenario, desafiando a la Santa de la Espada a una pelea. Ambos lucharon hasta que la figura encubierta, Wilhelm, la venció. Tras una breve charla, él la besó por ser su razón para usar la espada, momento en el que sus amigos se apresuraron en subir al escenario para felicitarlo.

Con el paso de los años, la relación entre los humanos y semihumanos se fue haciendo cada vez más agradable, llegando a tal grado de permitir que ambos grupos trabajen juntos en una misma fuerza élite y ciudad poblada, incluso se presentaron ocasiones donde los humanos adoptaban semihumanos y viceversa, como cuando Crusch se quedó con Felix o cuando Rom crió a Felt desde pequeña. No obstante, aún habían sitios donde seguía mostrándose este rechazo, ya que existían lugares donde permitían seihumanos y eran hostiles con los humanos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.